Implementando la Gestión por Procesos (Parte II)

Un concepto que es fundamental tener claro al momento de implementar el enfoque de Gestión por Procesos en una organización es precisamente el de PROCESO

Una organización que es gestionado con un enfoque de procesos tiene claro que es a través de los procesos como consigue hacer llegar ese “algo” que genera a aquellos a quienes ha definido como “Destinatarios” de lo que hace, (Cliente, otro Departamento, Accionistas, etc), y que son por tanto sus procesos los que condicionan la satisfacción de éstos y la probabilidad de que en el futuro sigan contando con la organización.

Pero, qué es un Proceso? 

Se puede definir un proceso como cualquier secuencia repetitiva de actividades que una o varias personas (Intervinientes) desarrollan para hacer llegar una Salida a un Destinatario a partir de unos recursos que se utilizan (Recursos amortizables que necesitan emplear los intervinientes) o bien se consumen (Entradas al proceso).

Otra definición muy parecida es la planteada en la ISO 9000:2000, según la cual un proceso es un “conjunto de actividades mutuamente relacionadas o que interactúan, las cuales transforman elementos de entrada en resultados”.

Para gestionar y mejorar un proceso es necesario, en primer lugar, describirlo adecuadamente. Los elementos que van a permitir describir el proceso son:

1. Salida y flujo de salida del proceso. 

2. Destinatarios del flujo de salida.

3. Los intervinientes del proceso.

4. Secuencia de actividades del proceso.

5. Recursos.

6. Indicadores

El objetivo es que el proceso esté constituido por actividades que de forma coordinada logran un valor agregado por el destinatario del mismo.

Un ejemplo de proceso sería el siguiente:

Proceso: Estampar un tornillo

Actividad del proceso: Cambiar cesto contenedor en tolva de evacuación de tornillos estampados.

Intervinientes: Sección de estampado

Salida: Tornillo estampado.

Destinatario: Sección de roscado.

Recurso: Máquina estampadora.

Entradas: Acero

Para facilitar la comprensión por parte del personal, un proceso puede ser esquematizado mediante un diagrama de flujo. Actualmente existen diversas metodologías de diagramación que se pueden utilizar. En la siguiente figura podemos ver un ejemplo de lo que sería un flujograma o diagramo de flujo de proceso.

Ya teniendo claro el concepto de Proceso, podemos proceder a profundizar más en la implantación del enfoque de Gestión por Procesos. No se pierda nuestras próximas publicaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.fvq.es/Archivos/Publicaciones//a53281b821gestion_mejora_procesos.pdf

Editado por: Daniela Naressi, Collell & Asociados, C.A

Anuncios