El asesor o consultor de empresas

Como empresarios debemos aceptar que no lo sabemos todo, y que en ocasiones necesitamos recurrir a otras personas para que nos aconsejen o ayuden a hacer crecer nuestro negocio o resolver algún problema del cual no encontramos solución.

En estos casos, lo usual es acudir a amigos o conocidos que cuenten con el conocimiento y la experiencia necesaria, y que estén dispuestos a ayudarnos; pero cuando no conocemos a nadie que cumpla con estos requisitos, se hace necesario recurrir a los servicios de un asesor o consultor de empresas.

Un asesor o consultor de empresas en un profesional que trabaja como independiente o que pertenece a una empresa consultora, que brinda el servicio de asesoramiento a emprendedores, empresarios o empresas en diversos de temas de negocio.

Un asesor o consultor suele brindar un servicio integral que abarca todas las áreas de una empresa; aunque cada vez son más los asesores o consultores que se especializan en un área en particular, por ejemplo, en creación de empresas, marketing, ventas, finanzas, logística, tecnología, etc.

En términos resumidos, un asesor o consultor de empresas nos sugiere qué hacer y nos dice cómo hacerlo; aunque en el caso del consultor, además de sugerirnos qué hacer y decirnos cómo hacerlo, también suele ayudarnos directamente a hacerlo; pero en ninguno de los casos, éstos dirigen o toman decisiones por nosotros.

Algunos de los casos en los cuales podría ser necesario recurrir a los servicios de un asesor o consultor de empresas son:

  • cuando queremos iniciar un nuevo negocio y necesitamos a alguien que nos guie en el proceso.
  • cuando queremos incursionar en nuevos mercados y queremos que alguien nos oriente en ello.
  • cuando queremos mejorar la eficiencia de nuestros procesos y necesitamos a alguien que nos diga cómo hacerlo.
  • cuando nuestras ventas han disminuido repentinamente y queremos que alguien nos diga la causa y la solución de ello.

Se suele pensar que los servicios de un asesor o consultor de empresas tienen un costo elevado; sin embargo, hoy en día se ofrecen servicios de asesoría o consultoría de calidad que se ajustan al presupuesto de cualquier empresa.

Además, algo que debemos tomar en cuenta al momento de decidirnos por contratar uno es que el beneficio que podamos obtener de un buen asesor o consultor por lo común superará con creces el valor que hayamos invertido en sus servicios.

Al momento de buscar un asesor o consultor de empresas, algunas fuentes a las cuales podemos acudir son:

  • otros empresarios que nos puedan recomendar a alguno con el que hayan trabajado.
  • organismos dedicados a apoyar a las empresas tales como las cámaras de comercio.
  • diarios, revistas y publicaciones empresariales.
  • buscadores, sitios de anuncios clasificados, directorios y foros en Internet.
  • páginas amarillas.

Mientras que al momento de decidirnos por algún asesor o consultor de empresas, algunos factores que podemos tomar en cuenta son:

  • su especialidad: ¿brinda un servicio integral o se especializa en el área en donde necesitamos ayuda?
  • su formación académica: ¿cuáles son sus estudios, sus títulos y sus diplomas?
  • su experiencia: ¿cuál es su experiencia en asesorías o consultorías similares a las que necesitamos?
  • sus clientes: ¿cuáles son las empresas a las que les ha brindado o les brinda sus servicios?
  • sus referencias: ¿cuál es la opinión tienen sus clientes acerca de sus servicios?
  • su reputación o imagen: ¿qué reconocimiento tiene de asociaciones o círculos profesionales o empresariales?
  • su competencia o capacidad: ¿qué tanto entiende el problema?, ¿qué tanto conoce del tema?, ¿cuál es su equipo de trabajo?
  • su grado de compromiso: ¿qué tanto es su interés por comprender el problema y por ayudarnos?
  • su honestidad: ¿nos genera suficiente confianza como para compartir nuestra información con él?
  • el costo de sus servicios: ¿sus honorarios están dentro del promedio del mercado?

http://www.crecenegocios.com/

Anuncios