Pasos de peso

La clave de una maratón
es una fuerza misteriosa
que surge del desafío con uno mismo

Patricia Hashuel

Vanessa Pekerman fundó Cada Paso Cuenta para prevenir enfermedades provocadas por el sedentarismo. La start-up surgió del Centro de Emprendedores de la UADE.

Cuando Vanessa Pekerman trabajaba en Toyota, después de una reunión con un grupo de ejecutivos japoneses, uno de ellos sacó un aparatito del bolsillo y dijo: “Voy a caminar un rato; tengo muy pocos pasos”.

No era la primera vez que Pekerman, licenciada en Economía de la UADE, veía un podómetro o cuenta pasos. Su padre había traído uno de Japón en la década de los ’90. Tentada por la idea de usarlo, luego de aquella reunión, empezó a caminar y correr con el cuentapasos, y se transformó en una fanática. En 2011 fundó Cada Paso Cuenta, un programa de bienestar integral para individuos y empresas, cuyo objetivo es disminuir los costos del cuidado de la salud derivados de enfermedades por sedentarismo. La firma también brinda servicios de comunicación a compañías orientadas a la salud con campañas sobre el tema. Recientemente, la firma desarrolló un programa online destinado a usuarios de todo el mundo.

Caminatas

La metodología de Cada Paso Cuenta se basa en la teoría de los 10.000 pasos diarios o Manpo-Kei, un método creado en Japón en 1965 por el doctor Yoshiro Hatano. La herramienta principal de implementación del programa es, justamente, el podómetro, que, según las investigaciones, ayuda a incrementar la actividad física y a crear el hábito del ejercicio diario.

“Nuestra meta es mejorar en forma sustentable la calidad de vida de las personas que trabajan en empresas mediante el ejercicio, maximizando acciones habituales, como caminar”, explica Pekerman. El programa se apoya no solo en el uso del dispositivo, sino también en una página web de motivación, actividades como desafíos virtuales y servicios adicionales de medición y cuantificación.

La inversión inicial provino de la familia de Pekerman, y fue de alrededor de US$ 7.300, monto que recuperó en 12 meses. En 2012 facturó cerca de US$ 31.000, un 140% más que en 2011. Este año estima crecer un 200%, y en tres más, triplicar la facturación.

“Hoy estamos trabajando en expandir la compañía; queremos llevar los programas a las firmas de países limítrofes.” En un futuro no muy lejano planea tratar también los problemas de obesidad y sedentarismo en niños.

Ventajas del programa

Mejora la salud, por ende, redunda en beneficios para las empresas que lo contratan.

1. Reduce el ausentismo

2. Optimiza la productividad

3. Mejora el ambiente de trabajo

4. Impacta de forma positiva en la percepción del empleado sobre el cuidado que le brinda la empresa.

Autora: María Belén Niño

Fuente:  Magazine Wobi

Editado por: Judith Aponte/Collellca

Anuncios