Inteligencia Emocional: ¿Cómo tomar la decisión correcta? (Extracto del artículo)

Autor: Carlos Cabrera

La inteligencia emocional aplicada al liderazgo, facilita el análisis, comprensión y toma de decisiones procurando el bienestar de las personas involucradas en las circunstancias.

La inteligencia emocional está basada en como cada ser humano vive sus emociones: Habla de las cinco emociones básicas que desde su punto de vista destacan y que son las reacciones primitivas que el ser humano comparte con los mamíferos, con la diferencia de que nosotros los humanos somos conscientes de ellas, sabemos que sentimos. Tales emociones vienen a cubrir unos objetivos de supervivencia, Manejo de Sentimientos Básicos (MATEA)

  • Miedo: el objetivo es la protección
  • Afecto: el objetivo es la vinculación
  • Tristeza: el objetivo es el retiro. Cuando sentimos tristeza nuestro organismo nos está diciendo “retírate de ahí y vuelve a estar contigo”.
  • Enojo: el objetivo es la defensa.
  • Alegría: su objetivo es la vivificación. Viene a ser la batería de nuestra existencia.

Actualmente vivimos en un mundo donde cada día perdemos sensibilidad ante nuestro entorno y las personas que nos rodean, muchas veces debido a que nos es difícil hacer contacto con nuestros sentimientos. De ahí la importancia de tener una educación emocional que nos permita hacernos conscientes de aquello que sentimos, es decir poder convertirnos en nuestros propios observadores para ir analizando descubriendo y por lo tanto controlando aquello que nos mueve a actuar, y tener cada vez mayor control de nuestras respuestas.

La inteligencia emocional nos permite:

  • Tomar conciencia de nuestras emociones.
  • Comprender los sentimientos de los demás.
  • Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo.
  • Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo.
  • Adoptar una actitud empática y social que nos brindara mayores posibilidades de desarrollo personal.

tomar-decisiones

¿Cómo tomar la decisión correcta?

Decálogo

  1. Preocúpate por decidir bien, más que por acertar.
  2. Identifica los objetivos.
  3. Haz planteamientos realistas, no te pierdas en el intento de impresionar.
  4. No te auto engañes, si necesitas ayuda, pídela.
  5. Enfócate en la información relevante.
  6. Genera alternativas y saca al innovador que llevas dentro.
  7. Aprende que hay consecuencias de cualquier decisión que se tome.
  8. ¡Decídelo y ejecuta!
  9. Sé constante en tus metas.
  10. Aprende de tus decisiones.

Ésta información es válida para aplicarla a tu vida personal, laboral, académica, empresarial, política, deportiva, social, cultural y en todos aquellos aspectos que integren tu vida, tu persona.

Fuente: http://www.emprendices.co

Editado por: Judith Aponte

Anuncios