No sé qué hacer con mi vida

Autor: Javier Diaz

De niños jugamos, reímos, cantamos, saltamos, aprendemos y nos divertimos infinitamente junto a nuestros amigos. Las mayores preocupaciones en esta etapa de nuestras vidas son ser felices y evitar lastimarnos las rodillas. La escuela es un lugar que disfrutamos y aprender es realmente apasionante.

Llegamos al colegio y a medida que vamos avanzando, notamos que cada vez tenemos más y más responsabilidades. El colegio y el aprendizaje dejan de ser apasionantes y divertidos para tornarse aburridos y molestos. Empezamos a ver el colegio como una obligación y anhelamos con el día en que por fin podamos salir del colegio.

Cuando finalmente llegamos al grado once nos encontramos con una gran sorpresa: la sociedad entera tiene los ojos puestos sobre nosotros. Nuestros padres, nuestros profesores, nuestros amigos y muchas otras personas están a la expectativa de lo que vamos a hacer con nuestras vidas.

  • ¿Qué vas a hacer cuando termines el colegio?
  • ¿Qué quieres estudiar?
  • ¿Qué quieres ser de grande?…

Interrogantes como estos se convierten en nuestro día a día mientras cursamos los años finales del bachillerato. Ya no nos podemos limitar a disfrutar de lo que estamos haciendo en el presente porque todos esperan que pongamos nuestros ojos en el futuro. Nos vemos obligados a cambiar la felicidad de vivir el hoy por la ansiedad de pensar en el mañana.

Al terminar el colegio sabemos de muchas cosas, pero probablemente no tengamos claro realmente qué queremos hacer con nuestras vidas y como a nuestros padres les preocupa nuestro futuro, entonces nos invitan a inscribirnos en alguna carrera que a ellos les parezca interesante o en la cual vean potencial para que nos ayude a obtener un buen trabajo. En fin… el resultado es que las instituciones educativas están llenas de estudiantes cursando carreras que poco les interesan.

Años más tarde, estos mismos jóvenes que alguna vez fueron niños que solo les interesaba ser felices, ahora tienen empleos a los cuales asisten simplemente por obtener un salario sin importar que a cambio deban trabajar en cosas que no les apasionan… pero bueno, logramos nuestro objetivo, o mejor dicho, logramos el objetivo de la sociedad que tenía sus ojos encima de nosotros esperando a que termináramos el colegio para estudiar una buena carrera y finalmente obtener un buen empleo.

¿Esa es la razón por la cual estamos en este mundo? ¿Para obtener un buen título que nos permita conseguir un buen empleo? ¿Para cumplir las expectativas de los demás? ¿Para vivir la vida que otras personas quieren que vivamos?

Pues No… pasamos por este mundo una sola vez y nuestra mayor responsabilidad es ser felices mientras vivimos cada día apasionadamente.

La presión que ejercen nuestros familiares, profesores y amigos sobre nosotros esperando afanadamente que nos pongamos a hacer algo con nuestras vidas, nos llevan a tomar la decisión de hacer cualquier cosa a fin de poder llenar esas expectativas de los demás… pero, ¿Dónde quedan nuestras expectativas? ¿Dónde quedan nuestros sueños?

El trabajo de los padres y docentes no debe ser el de marcar un camino seguro a sus hijos o a sus estudiantes, sino el de inspirarlos para que se aventuren a descubrir ese camino que les va a permitir disfrutar de cada paso que den mientras viven apasionadamente cada día. No hay caminos seguros. Cada uno de nosotros es completamente distinto a los demás y cada quien debe encontrar su propio camino, pero… ¿Cómo saber cuál es el camino que debo seguir?

Empieza por descubrir cuáles son tus pasiones, cuáles son tus hobbies y cuáles son esas cosas que más disfrutas hacer. Cuando una persona tiene perfectamente claro lo que le gusta y lo que no le gusta, es entonces cuando podrá decidir lo que realmente quiere hacer con su vida.

Entonces querido joven, pídele a Dios la sabiduría para descubrir tus pasiones y la determinación para seguirlas. Encontrar un trabajo que te dé dinero te ayudará a obtener una estabilidad económica; pero encontrar un trabajo que ames y que disfrutes haciendo, te ayudará a lograr la prosperidad.

encuentra-un-trabajo-que-te-guste-confucio

Editado por: Judith Aponte

Fuente: https://www.emprendices.co

Anuncios